jueves, 4 de mayo de 2017

El área metropolitana de Urabá

Me suena la idea de una área metropolitana para la región de Urabá, el tema no es nuevo, ya habíamos tenido la oportunidad de abordarlo.

Por: Carlos Julio Mazo Ospina-Especial para EL PREGONERO DEL DARIÉN

Veo con interés como el señor, Vidal Vivas Granados a puesto nuevamente en escena el tema del área metropolitana para Urabá, y me gusta el entusiasmo que le viene inyectando a la idea, creo que es hora de ir ampliando los escenarios de discusión, de socialización del proceso, comenzar a sacarlo de las oficinas e ir dándole cuerpo al asunto.

Hay varios ejemplos a seguir como el Área Metropolitana del Valle de Aburrá y la de Pereira- Dosquebradas, las cuales llevan años trabajando, impulsando el desarrollo de sus territorios con resultados muy positivos.

Urabá está a tiempo de poner andar una área metropolitana, que ayude a impulsar su motor de desarrollo, que jalone procesos regionales de gran impacto social, en los cuales el único beneficiario será el colectivo, la masa de sus habitantes, desde allí se pueden articular proyectos como el transporte masivo, que le aportarían mucho a la descontaminación ambiental y a la fuerte accidentalidad vial, en salud, porque no pensar en un hospital metropolitano de alta complejidad y dejar de estar diluyendo los recursos de la salud en hospitalitos que poco o nada le resuelven al ciudadano en materia de salud y en este orden de ideas ir abordando temas como los servicios públicos, sobre todo el agua potable, las vías, la educación, el medio ambiente y muchos otros que hoy están enmochilados ante la falta de gestión y liderazgo, que más que una área metropolitana, sólida para jalonar todas estas ideas.


La fuerza y el peso de una dirigencia organizada en esta figura, ante los gobiernos departamental y nacional sería distinta, siempre hemos afirmado que no es lo mismo llegar a estos despachos un funcionario en solitario a mendigar quien lo puede recibir, a llegar un equipo organizado y representativo.

En el caso de Carepa por ejemplo, con su posición privilegiada, sería un municipio ganador para volver a recobrar la confianza y su figura de "Ciudad Dormitorio" como fue planteado en algún momento, resolver problemas de vivienda, servicios públicos, recreación y deporte, supermercados, mientras que otros pueden sacar a flote otras fortalezas, el mar, los puertos, el modelo universitario, la banca, los grandes centros administrativos. Cada uno de los municipios tiene mucho que aportar y ofrecer

Ya es hora de abandonar los celos y regionalismos que en nada han contribuido al desarrollo de Urabá y comenzar a construir entre todos como lo que somos, hermanos, vecinos y colombianos ante todo.