miércoles, 30 de mayo de 2018

El gran reto de los independientes el 17

Las fuerzas políticas independientes de Colombia, dieron el primer paso firme de su historia el pasado 27 de mayo y lo sellarán este 17 de junio, eligiendo al primer presidente ajeno a los partidos tradicionales. Gustavo Petro.


Por: Wilmar Jaramillo Velásquez- Columnista EL PREGONERO DEL DARIÉN 

Todo está dado para elegir este 17 de junio, el primer presidente de Colombia ajeno a los partidos tradicionales que han gobernado la nación en sus 200 años de vida republicana, desde sus orígenes con Santander y Bolívar. 

Los partidos Liberal y Conservador, han dominado y se han repartido el poder en Colombia, los puestos públicos y el presupuesto nacional, como los dividendos de una finca particular, han sumido a la nación en una corrupción incontrolable, puentes que colapsan, represas que explotan, obras que no se ejecutan en su totalidad, todo ligado al delito desmedido y a la impunidad que los arropa. 

Todo este cúmulo de aberraciones en contra de la sociedad, ha llevado a millones de colombianos a agruparse en nuevas organizaciones políticas como la Colombia Humana y Coalición Colombia, entre otros, las cuales bordearon los 10 millones de votos en las pasadas elecciones de mayo, faltando muy poco para el triunfo. 

La votación se dividió en estas dos fuerzas, quedando Gustavo Petro de la Colombiana Humana para disputarse en segunda vuelta el poder con Álvaro Uribe, quien va por su tercer periodo mimetizado en la persona del señor Iván Duque, un ilustre desconocido, quien no opondrá la menor resistencia a la ambición desmedida de poder de su mentor, a quien llama en público “Nuestro eterno presidente Uribe” y quien busca hacerse al control total de poder, el judicial, derrumbando las altas cortes y el legislativo donde ya tiene asegurado el control del Congreso y lo peor de todo llevarnos nuevamente a la guerra, al “volver trizas el acuerdo de paz” como le dicen en público. 

Para ello han armado un enorme bloque de poder, amparados en el Partido Conservador y como era de esperarse, gran parte del Partido Liberal encabezado por Cesar Gaviria Trujillo, quien traicionó a su propio candidato Humberto de la Calle, a quien hizo hacer el oso en las plazas públicas, mientras él y Germán Vargas Lleras armaban por debajo de la mesa el acuerdo para entregarle el poder nuevamente a Álvaro Uribe. 

A este bloque le harán frente amplios sectores de las bases liberales y conservadoras, cansadas del engaño, cristianos y miembros de diferentes credos religiosos, escandalizados por los acuerdos de sus jerarcas con el uribismo, indígenas, obreros, la Colombia Humana, el Polo Democrático y los Llamados Verdes, artistas y una serie de organizaciones sociales y campesinas, que día a día se suman a este sueño de ver una Colombia nueva, en paz, con posibilidades reales para todos, libre del peor de los flagelos como es la corrupción. Gustavo Petro Trabajará en el marco de un gran acuerdo nacional, incluyente, incluso con quienes se oponen a sus tesis. En la Colombiana Humana cabemos todos.