viernes, 13 de octubre de 2017

Arte de Cuba para Carepa y Colombia

El artista se siente como en casa, por la calidad de la gente y el clima, muy similares a los de su natal Holguín en la isla caribeña.

Ya huele a banano maduro
El pintor Georman Ojeda, trabajando la escultura en Carepa.
La escultura ya va tomando forma

Georman Ojeda Lozada es un joven pintor, egresado de la Escuela de Artes de Holguín en Cuba, trabaja el óleo, los murales y la escultura, como lo ha demostrado en su breve recorrido por tierras de Urabá, de trazos finos y buen manejo del color y la luz, su obra deja ver claramente las huellas de una rigurosa academia.

Por asuntos del corazón y del alma, terminó radicado en Carepa, más bien atrapado por los encantos de una joven y hermosa muchacha Dercy Ortega, también artista plástica, quienes se juraron amor eterno, casi que a primera vista, unidos por la sensibilidad del arte y por los encantos mutuos.

“Me encanta esta región, es muy similar a mi natal Holguín en Cuba, la amabilidad, la solidaridad de su gente, el clima del trópico, todo muy parecido a mi tierra”, dice mientras le va dando forma a una escultura que se levanta en el parque del barrio Pueblo Nuevo, un banano, símbolo de la riqueza agroindustrial de Urabá.
Mural en la alcaldía de Carepa, en el cual 
también intervino su esposa Dercy Ortega.

En un cruce de caminos, buscando otros horizontes, explorando el continente, Georman Ojeda Lozada, se tropezó con Urabá, con su gente cordial, encantadora, dicharachera como en la Isla, y con el amor de su vida, por eso no dudó un instante en acudir a la cita del matrimonio y sin pensarlo dos veces aceptar a Dercy como su esposa hasta que los muerte los separe. Al menos así lo juraron.

En su corta estadía en Carepa, el artista ha trabajado varios paisajes, guacamayas, murales y ahora le apuesta a la escultura, siempre guiado por su maestro Henry Wilson, quien desde México, donde se encuentra radicado, sigue guiando sus pasos en la distancia, siempre pendiente de su pupilo. 

Georman, no oculta su admiración por el renacimiento, lo maravilla la obra de Miguel Ángel, de Leonardo Da Vinci, lo deslumbra Rembrandt y siente especial atracción por Pablo Picasso; en Cuba, reconoce el talento de Omar Godinez Lazo y de Amalia Peláez.

“Estoy muy agradecido con los artistas de Urabá, muy en especial con el pintor de Turbo, Juan de la Cruz Martínez y William Yáñez de Necoclí” me impresionaron con su solidaridad y la calidad de su obra” dice el pintor cerrando este diálogo con la siguiente frase: “Mi sueño es que me reconozcan como artista, no pido y ni quiero nada más… Solo que me reconozcan.

Otro mural en la alcaldía de Carepa

Otras  obras  recientes  del pintor:





Las personas,  empresas  o instituciones interesadas en la obra de este  artista,  lo pueden consultar  en el siguiente teléfono: 3022844001.