miércoles, 7 de junio de 2017

Medio siglo con la caricatura al hombro

Encontramos al maestro Calarcá en un parque del Quindío, haciendo lo  que  siempre  ha hecho, dibujar, promover el arte y la cultura


El maestro Arlés Herrera (Calarcá), pintando al personaje
  del pueblo, quien lo observa sentado a  su lado
Con su caminar de prisa, su aguda mirada y su rostro enjuto, encontramos al Maestro Arlés Herrera Calarcá) En el parque principal de Calarcá, Quindío, mientras pintaba al personaje más antiguo y típico del pueblo, a quien todos conocen como “Guriguri” y quien a los 100 años, posa más fresco que una lechuga.

Calarcá, también estaba participando y promoviendo el Festival Internacional de Caricatura, “Mega-minería- No todo lo que brilla es oro”. El cual motivó dibujantes de 42 países quienes enviaron seiscientas obras, de las cuales, cien fueron exhibidas en la Plaza de Bolívar.

“Soy caricaturista del Semanario Voz por más de medio siglo, me ha gustado activar, organizar actividades de los caricaturistas. Yo soy de aquí del Quindío”, nos dijo escuetamente.

El maestro quien se firma así como homenaje al Cacique del mismo nombre, dijo sentirse “con una alegría inmensa por la respuesta solidaria de los caricaturistas de la tierra, del mundo, que son seiscientas obras de cuarenta y dos países, entonces imagínese usted, ciento treinta y siete caricaturistas mandan su caricatura en solidaridad con la tierra, en concreto con el Quindío, Colombia y todo el planeta”
El maestro dijo además que “indudablemente la caricatura como todo el arte debiera cumplir una función de denuncia, de proyectar ideas, de servirle a la construcción de un mundo mejor”, que ha tenido dificultades por su pensamiento crítico, pero que no vale la pena hablar de eso.

Impajaritable preguntarle al maestro por la paz y a si se refirió; “mi compromiso es que la caricatura esté al servicio de ese propósito: la paz , estos jóvenes que participan de este evento son amigos, muchos de ellos, mis discípulos , aquí en el Quindío hay un pensamiento, hay una voluntad muy grande frente a la parte ambientalista.

La modestia del maestro Calarcá casi no le permite hablar de su obra, la cual ha llegado a países como: Cuba, Alemania, México y Francia entre otros. “Por ahí ha dado vueltas por esos países” dice.
El maestro y su obra

Sobre proyectos futuros el maestro quiere seguir impulsando encuentros de caricatura. “para adelante compañero con más actividades, porque este proyecto se extendió a doce departamentos con sus respectivos municipios, esperamos que Urabá se vincule también; como mensaje al pueblo de Urabá, “por favor organizarse y defender este proceso de paz, pese a los enemigos que están soterradamente metiéndole zancadilla a esta idea maravillosa que es la de construir un país en paz.