viernes, 2 de febrero de 2018

Petro ya tiene Urabá humana

Justamente hoy al escribir esta columna de opinión, Gustavo Petro amanece  liderando las encuestas, a cuatro meses  de las elecciones. Vamos por buen camino.

Félix Amín Tobar Tafur

Por Félix Amín Tobar Tafur-Especial para EL PREGONERO DEL DARIÉN

En la polarización en que vivimos, resulta a veces arriesgado tomar partido o posición política. Los odios de las extremas, las pasiones que despiertan los intereses particulares y una historia que salpica poderes muy fuertes desde el punto de vista económico, son razones suficientes para que muchos sintamos miedo de opinar, pues en este país pensar diferente se convirtió en un factor vulnerable para quien lo hace. Claro esto también ha servido para que todo el tiempo unos pocos decidan por la gran mayoría de colombianos.

Pero esta sociedad tiene que ir perdiendo el miedo, tiene que romper ataduras, liberarse de 200 años de dominación que la tienen sumida en la miseria y la pobreza, donde gobierno tras gobierno se legisla para un circulo que cada vez es más cerrado y no está dispuesto a ceder absolutamente nada para mantener los privilegios de los que hoy gozan. 

Las regiones se encuentran olvidadas, la institucionalidad solo aparece para cobrar nuevos tributos y hacer que paguemos todo tipo de peajes a los privados, porque los colombianos pagamos más peajes a los privados que impuestos al estado. Las arcas públicas en manos de la corrupción y la burocracia solo para un club de amigos de la politiquería tradicional.

Ante todo este panorama emergen propuestas como la de COLOMBIA HUMANA, liderada por un hombre que tuvo la valentía de hacer los más importantes debates siendo congresista, en una lucha titánica contra las mafias y la corrupción que se tomaron el poder político y económico en Colombia. Gustavo Petro Urrego, el hombre de Ciénega de Oro Córdoba. Un hombre que no se acomodó a la disciplina de la AD-M19, luego salió corriendo y denunció los focos de la corrupción del Polo Democrático en la alcaldía de Samuel Moreno y con una propuesta humanista conquistó la Alcaldía de Bogotá, donde gobernó para devolverle dignidad a los más pobres, institucionalizó un mínimo vital de agua para los sectores populares, respeto el medio ambiente, hizo de la recolección de basuras un trabajo digno para recicladores, mejoró la salud y educación de los bogotanos; originando una furia entre la clase dominante y los grandes medios de comunicación que aún lo satanizan por el pavor que les da, que un hijo del pueblo llegue al poder; por eso acuñan términos como el Castro-Chavismo y meten miedo hablando de la Venezonalización de nuestro país, pero no hablan de la Colombia que nos tocó heredar y que sino reaccionamos les tocará heredar a muchas otras generaciones.

Son muchas las coincidencias y sobre todo las identidades que particularmente tengo con Gustavo Petro, por convicción pero también por mi formación humanista, en mi condición de luchador y líder social, estaré acompañando con mi voto, que aspiro repetir tres veces: en la consulta, en primera y en la segunda vuelta, cuando haremos de Colombia Humana un nuevo amanecer para este país.

En Urabá con un grupo de profesionales, comerciantes y líderes de diferentes sectores decidimos crear la URABÁ HUMANA, con el propósito de servir de articuladores con el equipo nacional. Este espacio será abierto, sin sectarismos, sin discriminaciones. Sólo nos identifica la necesidad de darnos una oportunidad de un gobierno diferente a quienes lo han hecho por dos siglos. Desde ya proponemos que Urabá en el gobierno Petro tenga una agencia dedicada única y exclusivamente al desarrollo económico, social y cultural en esta región Antioqueña, Chocoana y Cordobés. ¿Te le mides?