lunes, 13 de junio de 2016

El adiós del coronel Rojas a Urabá

Emotiva despedida del oficial, quien asume un alto cargo en la embajada de Argentina, amplia entrevista con este medio de comunicación, la cual incluye balance de las operaciones más destacadas. La homilía, estuvo a cargo de monseñor, Hugo Alberto Torres Marín.






Algunas novedades se registran al interior de la Brigada XVII del Ejército, acantonada en el municipio de Carepa, entre ellas el nombramiento de su comandante, el coronel Germán Rojas Díaz, como agregado militar, naval y aéreo, en la embajada de la república de Argentina, así como el nombramiento de su sucesor, el coronel José Antonio Dangón, quien se encuentra en el servicio exterior y quien asumirá el cargo en agosto próximo. Por ahora ejercerá como comandante encargado, el jefe de Estado Mayor de la Brigada y segundo comandante, el coronel Sandro Grajales Marín.

Entre tanto, el comandante saliente de esta unidad militar, coronel Rojas Díaz, participó con su cuerpo de oficiales, suboficiales, soldados, personal civil y amigos en general de una eucaristía concelebrada en la Catedral de Apartadó, con monseñor, Hugo Alberto Torres Marín, a la cabeza.

En esta ocasión no hubo ceremonia de trasmisión de mando, razón por la cual el oficial aprovechó la homilía, para despedirse de Urabá.

“Llevo en la sangre el honor de ser soldado, gracias a los oficiales, suboficiales, soldados y personal civil, por el acompañamiento, lealtad y honestidad mostrada, a Dios que me de fortaleza para despedirme de la gente de Urabá, a Monseñor, por aceptarnos en su casa, estoy haciendo lo humanamente posible por no llorar por fuera, aunque estoy llorando por dentro: dijo el oficial, en su emotiva despedida.


Previamente al acto, el coronel Germán Rojas, había atendido en su despacho al periodismo de EL PREGONERO DEL DARIÉN, donde respondió varias preguntas, cuyas respuestas compartimos con nuestros lectores.

P: EL PREGONERO DEL DARIÉN. Señor Coronel Germán Rojas, comandante de la Brigada XVII, ¿cuéntenos cómo fueron estos dos años al frente de esta unidad militar?

R: Gracias por permitirme poder dirigirme por medio de su prestigioso periódico a la comunidad en general, la verdad fue una experiencia muy enriquecedora, dentro de mi vida militar la cual me marcó, fueron muchas las vivencias, y experiencias que pude adquirir en esta región, acompañado de gente tan calurosa como es la de Urabá; me he sentido durante estos dos últimos años muy complacido y orgulloso de ser el comandante de la Brigada XVII, reiterarle el compromiso que tienen nuestros soldados en los más de once mil kilómetros cuadrados que tenemos como jurisdicción, donde cada uno de nuestros soldados y comandantes de unidades tácticas, participaron y estuvieron muy pendientes de la seguridad de la subregión de Urabá.

P: EL PREGONERO DEL DARIÉN. Coronel, uno de los temas más difíciles que ha tenido la zona de Urabá o el país en materia de orden público, ha sido la persecución al clan Úsuga, ¿cuál es su balance en este sentido?

R: Mire, yo creo que la operación de nuestra Brigada XVII, ha sido contundente, muy clara, se ha debilitado esta estructura, tanto financiera como de incorporación de estos bandidos; podemos dar un balance positivo de más de 180 capturas que se han realizado, el decomiso de clorhidrato de cocaína, pasta base de coca, la destrucción de laboratorios, le hemos dado en lo que más le duele a este clan del crimen organizado, golpeando la parte financiera.

P: EL PREGONERO DEL DARIÉN. Coronel, no siente nostalgia al dejar esta tierra en el momento que vive de proceso y desarrollo tan grande, en vías, puertos, instalación de nuevas empresas; una región que va a exigir de mucha seguridad en los próximos años?


R: Yo creo que esta es una de las despedidas más duras que me ha tocado en mi vida militar, Urabá para mí ha sido una tierra muy grata, muy apreciada, no solamente por mí sino por mi familia, donde me ha marcado tanto en la vida personal como en la vida profesional, me voy con gran tristeza porque le he cogido un gran cariño, un respeto y admiración a la población de Urabá; mi corazón está triste, no esperé que llegara este día tan nostálgico y tener uno que despedirse de esta tierra, porque me creo un hijo adoptivo de Urabá.

P: EL PREGONERO DEL DARIÉN. Pero se da por bien servido coronel, usted va para un país muy hermoso como es Argentina. ¿Cuéntenos qué misión va a cumplir en ese país del sur?

R: Me asignaron para el país de Argentina como agregado militar, naval y aéreo, allí vamos a seguir llevando en alto no solamente el nombre de nuestro ejército sino de nuestra Armada Nacional, voy a hacer de enlace entre los ejércitos de Argentina y Colombia, al igual que nuestra Armada de Colombia y la de Argentina; ahí tenemos que integrarnos para ver qué nos aporta Argentina y qué podemos aportar como república de Colombia.

P: EL PREGONERO DEL DARIÉN. Coronel ¿qué mensaje le gustaría enviar a aquellas personas que insisten en el delito?


R: Yo creo que es el momento para que tomen la mejor decisión de su vida, a los de las FARC para que tengan la posibilidad de desmovilizarse, le hemos dado todas las garantías, hemos demostrado que somos respetuosos de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario, los hemos recibido con los brazos abiertos, le hemos dado aquí la mano para que puedan estar al lado de su familia y al crimen organizado, al clan Úsuga que tanto daño le ha hecho a nuestro país, para que se sometan a la justicia; ya ellos tuvieron la oportunidad por parte del gobierno nacional a desmovilizarse, no lo quisieron aprovechar, son unos delincuentes que siguen llevando terror y miedo a la región de Urabá y es el momento para que tomen la mejor decisión y se puedan someter a la justicia y que puedan pagar por sus errores.

P: EL PREGONERO DEL DARIÉN. Coronel, usted como militar le ha tocado combatir todo tipo de delito ¿cómo se imagina un país sin FARC?

R: Mire, este no es el primer proceso de paz que se ve, hemos tenido más de siete procesos de paz aquí en Colombia de diferentes grupos armados que han tenido la posibilidad de desmovilizarse y en este momento están dentro de la política, yo creo que no son unas FARC queridas ni admiradas por los colombianos, son unas FARC que ha sido siempre rechazadas, que no se ganó ni el respeto ni la admiración, sino el odio y el repudio de la población en general, unas FARC que le ha hecho mucho daño a nuestra población civil, unas FARC narcotraficante que se han dedicado a delinquir, a enriquecerse, unas FARC que ha llevado la maldad y el terrorismo a las diferentes regiones, unas FARC que ha dejado huérfanos, que ha dejado viudas. Están en un proceso de paz que está liderando nuestro gobierno, espero que esto les sirva para que puedan desde la legitimidad, lanzarse al ruedo político y la población civil y el pueblo colombiano se encargarán de decidir si ellos pueden ocupar algún cargo público o no; la mejor forma de luchar y de ayudar a nuestros campesinos, a la población civil, es defenderla desde la legitimidad, desde la parte institucional.


P: EL PREGONERO DEL DARIÉN. Coronel, los días de un militar de su rango son muy diversos; hay buenos días y hay días malos. ¿Qué día recuerda como comandante de esta brigada como el más difícil?

R: Mire, para mi hay más recuerdos gratos, donde he sentido el acompañamiento de la población, créame que eso me ha fortalecido como persona y como militar y me siento a gusto con la misión que están desempeñando nuestros soldados. Los reconocimientos que nos hacen, son gracias a la ardua labor de cada uno de nuestros soldados, que están en los diferentes rincones de nuestra jurisdicción. Hay momentos difíciles cuando un soldado mío cayó en un campo minado, para mí es una tristeza y dolor el saber que uno de nuestros hombres pierde su vida, no hago sino pensar en la familia, en los padres o en la esposa o en los hermanos, o el sargento que me asesinó el clan Úsuga, para uno eso es doloroso, cuando estos bandidos dejan a una familia desamparada sin su papá, sin su hermano o sin su esposo.

P: EL PREGONERO DEL DARIÉN. ¿Qué mensaje quiere enviar a sus tropas?

R: Primero que todo darles las gracias, decirle a mis soldados que muchas gracias por ese trabajo, por esa entrega, por ese compromiso, por ese sacrificio que ha valido la pena porque por ellos, por nuestros soldados es que las FARC están sentadas en la Habana, porque no están derrotados pero si están debilitados y eso obedece a ese trabajo de nuestros soldados, de nuestros policías, de nuestra Armada y de nuestra Fuerza Aérea; a ellos mi admiración, a ellos mi respeto, porque gracias a este gran esfuerzo, a este conjunto de hombres, es a que a las FARC la tenemos sentada en una mesa de negociación en la Habana.

P: EL PREGONERO DEL DARIÉN. ¿Un mensaje a la población civil de esta jurisdicción?



R: Que sigan disfrutando de esta hermosa región, una región próspera, decirles que me voy con una tristeza inmensa, me despido con dolor y lágrimas en mis ojos, y la verdad que de solo pensar en el día que me esté subiendo al avión para abandonar esta gratas tierras y dejar esta gente tan hermosa, le produce a uno dolor y tristeza, voy a sentir un gran vacío en mi corazón.

P: EL PREGONERO DEL DARIÉN. ¿Qué le recomendaría al oficial que lo sucederá en el cargo?

R: He tenido la oportunidad de hablar en varias ocasiones con él, en este momento se encuentra en una comisión en el exterior; decirle que llega a la mejor brigada de nuestro Ejército Nacional, que llega a una tierra grata y querida donde nuestra población le va a ayudar a hacer mejor su trabajo y a comprometerse más con Urabá. 


P: EL PREGONERO DEL DARIÉN. A propósito ¿quién es el oficial, ya se conoce el nombre?

R: Viene el señor Coronel, José Antonio Dangón, un oficial que ascendió al grado de coronel en diciembre, viene a asumir las riendas de esta prestigiosa brigada.

P: EL PREGONERO DEL DARIÉN. ¿Cómo última pregunta, su mensaje a la comunidad de San José de Apartadó?




R: Quiero reiterar que mis actuaciones durante el comando de la XVII Brigada, demuestran que cumplí mi función como garante de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario, a los miembros de la comunidad de paz de San José de Apartadó y a la población civil en general, le quiero hacer una invitación muy especial a la comunidad de Paz a que eliminen esas barreras que ellos mismos han puesto con el resto de la población y con la institucionalidad, que nos permitan un diálogo directo, que a través de sus comunicados no causen perjuicios al buen nombre, a la reputación y a la gestión, de algunos servidores como el suscrito, que solo hemos trabajado por el desarrollo de la subregión de Urabá.

Finalmente el coronel Rojas Díaz, reportó la captura de 180 integrantes del clan Úsuga, la erradicación de 538 hectáreas de cultivos de coca y marihuana, la incautación de 56 toneladas y media de drogas ilícitas, 17 armas largas, 41 cortas, más de nueve mil municiones, cien kilos de explosivos, 36 minas anti-personas, desmantelados 19 depósitos ilegales, e incautados 48 vehículos entre otras acciones.