domingo, 7 de enero de 2018

La guadua llega a la medicina y la cocina

En Marsella Risaralda está el investigador, Julián Zapata, quien saca alcohol, medicinas y condimentos de la guadua.


Julián Zapata investigador de la guadua 


Crónicas del camino
Por: Wilmar Jaramillo Velásquez
Para: EL PREGONERO DEL DARIÉN

Asombrados quienes han creído toda la vida que la guadua solamente sirve para la construcción, las artesanías, riqueza forestal, para controlar la erosión o cuidar fuentes hídricas. Asombrados porque después de 20 años de investigación, Julián Zapata Duque logró demostrar con hechos, que de la guadua se extrae toda una insólita variedad de productos que van desde alcohol, aceites medicinales, insecticidas hasta condimentos. Y como si algo faltara, ante la incredulidad de muchos está produciendo guaduas cuadradas para la industria de los muebles y el mercado artesanal.

Las numerosas propiedades de la Guadua

Don Julián es un campesino con raíces en el corregimiento El Alto del Cauca, ecologista por naturaleza, ha sido alma y nervio del Jardín Botánico de Marsella, un inquieto por la defensa de la naturaleza, inquietud que lo llevó a explorar la guadua, para probar que estos no lloran como decía el maestro Villamil, sino que tienen una cantidad de propiedades poco auscultadas por el hombre y que fuera de las que él ya ha descubierto con la ayuda de la Universidad de Tecnológica de Pereira, esta planta encierra muchas sorpresas más que pueden llegar al alma de las personas.

Este investigador también está produciendo guadua cuadrada

“A través de un proceso de investigación hemos encontrado otras propiedades alimenticias, medicinales y en la actualidad estoy produciendo guaduas cuadradas, buscando darle un valor agregado a esta planta y tenemos los soportes del laboratorio de la Universidad Tecnológica de Pereira lo que garantiza la seriedad de estas investigaciones” dice don Julián orgulloso del resultado de su trabajo.

“Estamos produciendo un alcohol que se utiliza como disolvente, es un etanol también para hacer mezclas con otros productos con plantas medicinales” dice.

Productos medicinales, culinarios y hasta
insecticidas se pueden extraer de la guadua 

Para extraer un adobo para carnes y otros alimentos, don Julián utiliza un sistema artesanal donde hay una combustión lenta de la guadua, la guadua debe ser mayor de 4 años para que no tenga mucha agua y los productos estén bien concentrados, entonces en una carbonera hace un hueco y el humo lo lleva por conducciones subterráneas, luego lo lleva a una guadua de 20 m de longitud con una pendiente de 7 %, ese humo lo condensa y lo vuelve líquido, ese líquido que se produce ahí se llama “acido piroleñoso” y tiene un componente muy toxico que es el alquitrán como producto de una combustión, también tiene ceniza, entonces inicia un proceso de decantación que se demora aproximadamente 5 días, luego hace una filtración con el mismo carbón de la guadua y con arena de pega y luego otra con una tela, para sacar el líquido que se llama “humo liquido con sabor a leña” el cual se puede utilizar en el sancocho, fríjoles y carnes.

Alcohol de guadua 

Dentro de las propiedades de la guadua, don Julián ha encontrado que tiene un alto contenido de Magnesio que es recetado para problemas articulares, entonces lo mezcla con plantas medicinales para que aumente el porcentaje de Magnesio y de acuerdo con sus registros y testimonios hoy tiene unas 42 personas que han recibido beneficios curativos; no hay que ingerir el producto es de uso externo y completamente natural y está en dos presentaciones, en ungüento y líquido.

“Estamos produciendo un ácido piroleñoso, tiene alquitrán y ceniza, y como el alquitrán es toxico, entonces se se utiliza con el alquitrán, el producto se llama Xilófago porque así se llama el insecto, la broma que comúnmente le decimos es un insecto que se come el xilema de la planta y se lo come porque es la única parte del tallo que contiene azúcar, entonces el va en busca de esa azúcar y de eso se alimenta, entonces si al insecto no le gusta lo amargo le colocamos el sabor contrario a lo dulce” nos explica don Julián.

Ahora el camino es el Invima para comenzar
la comercialización de los productos 

Don Julián está en el proceso de obtener los registros Invima para poder comercializar legalmente estos productos, los cuales ha llevado a Corferias , a Expo Futuro en Pereira, a Expo Camello y en el año 2016 una agencia de cooperación alemana que vino a Colombia a buscar proyectos innovadores ahí el proyecto de don Julián ocupó el primer puesto.

Don Julián comenzó produciendo, un litro de alcohol en una conducción de 3 metros y luego pasó a producir cincuenta litros con una conducción de 20 metros en una carbonera de 2 metros por 4 de largo, donde empieza con una altura de 1 metro y termina en cero, hay que buscar un terreno que tenga una pendiente entre el 5 y el 7 % de tal manera que permita que el agua no se almacene en la carbonera, intentado cada vez hacerlo más eficiente.

“Humo liquido con sabor a leña” el cual se puede
utilizar en el sancocho, fríjoles y carnes. 

Ahora este investigador criollo, intenta fabricar almohadas para la migraña, basado en una pirámide cargada de iones negativos, siempre partiendo de la guadua.

Las personas o instituciones interesadas en contactar a este señor, lo pueden hacer a su celular: 3122588727 o en su correo electrónico: pajarero123@hotmail.com

Ácido piroleñoso para inmunizar maderas 

La Guadua es una de las 500 especies conocidas de las Bambuseas, que crecen en todos los continentes, excepto en Europa. El 90 % de ellas se encuentran en Asia y América. El género americano “guadua” comprende cerca de 20 especies. En Colombia existen las especies: Guadua angustifolia y guadua latifolia. De la guadua angustifolia, que es la de más usos, se conocen en el Antiguo Caldas las variedades: guadua macana, guadua cebolla y guadua rayada. La guadua macana es la más empleada en la construcción, pues tiene las paredes más gruesas. (Fuente: Guadua y Bambú Colombia-GBC-Guadua Angustifolia Kunth).