viernes, 13 de julio de 2018

Jardín, joya turística de Antioquia


Con dos monumentos nacionales en pleno centro, el municipio de Jardín logró consolidarse como joya turística de Antioquia. Un pueblo bellamente cuidado que le hace honor a su nombre, es un Jardín por donde se mire.

Jardín, joya turística en las -faldas de la Cordillera Occidental 

El municipio  le  hace  honor  a su nombre: un jardín

Crónicas  del Camino Por: Wilmar Jaramillo Velàsquez

                            Su iglesia y su parque, son monumentos nacionales

El municipio de Jardín, situado en el suroeste antioqueño, a 230 kilómetros de Medellín por una carretera en buen estado, convertido hoy en joya turística, anclada en las faldas de la Cordillera, occidental, es el resultado de la sumatoria de voluntades públicas y privadas, todos unidos para convertirlo en una porcelana para los visitantes, que no se cansan de apreciar su belleza. 

Allí todo es bonito, dispuesto para enamorar al viajero, para que vuelva otra vez, para que lleve más turistas, para que le cuente a otros su experiencia y esa ha sido la clave para lograr tamaño éxito en materia turística. Visitar hoy a Jardín es encontrarse con un mundo de paz, relajamiento, tranquilidad y buenos vecinos. 

Jardín quedó enclavado en una montaña sobre las faldas de la Cordillera Occidental, entre los municipios de Andes, Jericó y Támesis, por el norte y al sur con Caldas, hoy tiene una población cercana a los quince mil habitantes y una extensión de 230 kilómetros.

Sus coloridos jardines, son gran atractivo de los turistas

Tanto su parque principal como su basílica de la Inmaculada Concepción de estilo semigótico diseñada por el italiano Giovanni Buscaglione, son monumentos nacionales. 

El parque principal es acogedor, lleno de actividad, es como la sala de recibo del pueblo, allí hay mesas dispuestas para el disfrute al aire libre y carpas para casos de lluvia; es uno de los sitios donde más se concentran los visitantes. 

Su imponente Iglesia, símbolo del catolicismo en el suroeste de Antioquia, cuna de arraigadas tradiciones paisas, es una pieza de arquitectura digna de visitar. Junto al parque, una postal obligatoria para el recuerdo del turista. 

Un pequeño paraíso en las faldas de  la Cordillera Occidental

La historia de este municipio data de 1860, pero fundado en 1863, aunque fue en 1871 cuando se estableció como localidad independiente en calidad de parroquia, y en 1882 Jardín fue erigido municipio por el presiden te del Estado Soberano de Antioquia, Luciano Restrepo. 

El municipio posee dos cables aéreos, uno artesanal y uno moderno, ambos al servicio de los turistas y usados como medio de transporte de los campesinos lugareños. 

Solamente recorriendo sus calles, observando los amplios balcones coloniales adornados con vistosos jardines, minuciosamente cuidados por sus propietarios puede llevar varias horas, por eso el visitante suele programar mínimo un par de días para poder apreciar tanta belleza. 
Los turistas aprovecehan para hacer las fotos  del recuerdo

Jardín tiene sitios obligados para el visitante, uno de ellos la Calle de los Dulces, donde se encuentra una variedad casi que exótica de dulces en todos, los colores y sabores. Un lugar de fácil acceso y en pleno corazón de Jardín. 

Más adelante, a un poco menos de dos kilómetros de la zona urbana se encuentra una truchera, donde el turista hace su propia pesca y allí mismo le preparan su plato preferido, puede disfrutar de unos tragos, refrescos y conocer los estanques, bajo un agradable clima. 

A un lado está la molienda de caña donde realizan en vivo y en directo las faenas de producción de miel y panela, incluso pueden comprar panela. Este es uno de los lugares más visitados y aunque es agradable hacer el trayecto a pie, muchos optan por llegar en su vehículo. 

Sus balcones coloniales  son celosamente cuidados

En el camino a la Truchera hay varios hoteles y hostales con unas zonas verdes y jardines celosamente cuidados, lugares paradisiacos, entre ellos el restaurante El Paraíso, al cual no le habían podido colocar un nombre más apropiado; es justamente eso un pequeño paraíso, rodeado de una belleza natural indescriptible, difícil de narrar en palabras. Sencillamente bello y apacible, todo hecho exclusivamente para descansar, para hacer una pausa en la rutina de la vida. 

Todo el entorno de este municipio es propicio para la fotografía, en si todo el pueblo es una gran postal, pero sus vistas desde diferentes ángulos entusiasman a profesionales y empíricos a realizar diversas tomas. 

Son muchas las características de este municipio para terminar convertido en uno de los centros turísticos más visitados y apetecidos de Antioquia, sus calles son limpias, su gente es de una amabilidad natural, honrada, todos quieren cuidar sus balcones y sembrar jardines, todo está agradablemente dispuesto para atraer turistas, existe una cultura generalizada del turismo como proyecto planificado, nada está hecho al azar. 

Siempre se ha dicho que para hacer turismo se requieren los siguientes elementos fundamentales: Seguridad, adecuados servicios públicos, y vías de comunicación. Todo esto lo conjuga Jardín y de ahí el éxito, sumado al calor de su gente, la educación para recibir a los foráneos y la hospitalidad. 

Pero son muchos los sitios dispuestos en Jardín para recibir al turista, la zona rural también tiene sus atractivos, comunidades indígenas, senderos, cuevas, miradores y toda una amplia oferta para los amantes de la naturaleza. 

                                Instalaciones de la truchera y trapiche panelero

Así que quienes soñaron ayer con un Jardín turístico, en paz y copiosamente visitado por nacionales y extranjeros lo han logrado, hoy están recogiendo los frutos de la cosecha de tanto esfuerzo y dedicación. 

Tampoco es muy común encontrarse con dos monumentos nacionales uno seguido del otro y en Jardín el visitante sale de la iglesia y se encuentra con el enorme parque bellamente cuidado, rodeado de flores como todo en esta población y con su vistosa fuente. 

Todo està  hecho para el turista

Otros Atractivos: 

La Calle de los dulces, o Dulces del Jardín, donde se elaboran los más suculentos dulces como: arequipes, café-moka, chocolate, natural, arracacha, papa, con brevas entre otros, mermeladas, kiwi, mora, fresa, pétalos de rosa entre otras, galletas de café, mantequilla y maní. 

Alto de las Flores, por su espectacular vista 

Las Trucheras y molienda de panela 

Las garruchas y el Charco Corazón 

Cueva del resplandor 

Casa Museo de la Cultura, César Moisés Rojas Peláez, joya arquitectónica colonial americana, construida en 1880. Abierta al público en 2006 

Capilla de Santa Gertrudis en la vereda del mismo nombre, una de las capillas doctrineras más antiguas de Antioquia

Hospital y el Centro de Bienestar del Anciano -Santa Ana 

Museo de Antigüedades de Rosalía Peláez 

Morro Amarillo, donde hay un cementerio indígena

Cristianía: Vereda muy famosa y obligada en un viaje a Jardín, donde todavía habita una comunidad indígena de la familia Docató. También habita hoy día en ese lugar la comunidad indígena Emberá - Chamí. (Apoyo histórico- Wikipedia) 


Jardín Antioquia- Junio de 2018