miércoles, 10 de agosto de 2016

Matador: No hago una caricatura con rabia

Acababa de regresar de practicar su deporte favorito, montar bicicleta por carreteras destapadas y pedregosas, llegó con una rodilla repelada como prueba contundente de su jornada mañanera.


Aquí la entrevista  completa  con Matador:
Las  caricaturas,  todas son autoría  de Matador, tomadas de El Tiempo.

Wilmar Jaramillo Velásquez
EL PREGONERO DEL DARIÉN

Luego de unas largas pausas comunicacionales y unas tantas emboscadas vía WhatsApp, atrapamos al Matador, a Julio César González, el caricaturista de moda en Colombia y de quien dicen es el más visto, leído, comentado, amado y odiado del momento, en medio de las pasiones de un país, cada vez más polarizado. Matador es agudo, critico, analítico, mordaz, y hasta ácido en algunas de sus caricaturas. Lo atrapamos en su apartamento de Pereira, un apacible entorno entre la Terminal de Transportes y la salida para Armenia. Matador le huye a la fama, a la lisonja, a la lambonería, le da miedo que lo suban a un pedestal, para luego bajarlo, por eso es esquivo con los cocteles, y las reuniones ruidosas. Bajo perfil, bajo perfil…

Acababa de regresar de practicar su deporte favorito, montar bicicleta por carreteras destapadas y pedregosas, llegó con una rodilla repelada como prueba contundente de su jornada mañanera.


No le dimos tregua, habíamos recorrido casi 800 kilómetros desde el Urabá Antioqueño para entrevistarlo y disponíamos de 30 minutos (que se convirtieron en hora y media de amena charla) y entre tinto y tinto que él mismo servía, entramos en materia, no le hizo el quite a ninguna pregunta, nada de verónicas, ni muletillas, con el mejor acero toledano en mano, el diestro del humor, entró fue a matar, dando firmes estocadas a cada una de las impertinentes preguntas. No se amorcilló un solo instante. El redondel le quedó corto y el ambiente estaba propicio para la jornada. Se puede decir que había cartel de lujo.

Matador fue duro y preciso con la clase política, a la que no dudó en calificar de ladrona y corrupta, al procurador al que denominó, retrógrado y camandulero dijo que lo más importante para él es su familia y no el nombre que ha construido, percibe un ambiente de paz para Colombia, y dice que nunca hace una caricatura con rabia, nada personal, que cuando lo alaban se hace el guevón y que viene una reforma tributaria la hijueputa… Aquí la entrevista completa:

Matador, en su residencia de Pereira, con el periodista, Wilmar Jaramillo Velásquez

E.P.D.D: Vamos a empezar Matador con la pregunta de cajón, ¿Quién es Julio César González?

MATADOR: Julio César González es el papá de Sara y de Mateo, cuando a mí me preguntan ese tipo de cosas uno pensaría que lo más importante es el cargo que uno tiene o lo que uno hace, si es muy importante en mi vida pero yo creo que por encima de todo está la familia. Soy Pereirano, tengo 47 años y toda mi vida he vivido aquí en Pereira 

E.P.D.D: Cuando su hija que es la mayor, está en el colegio con sus amigos, ¿la identifican como la hija de Matador o como la hija de Julio César?

MATADOR: Como la hija de Matador, es más le dicen Matadorcita a veces las niñas que son más allegadas a ella, pero yo trato de decirle que lo que es el papá es como si fuera un personaje, que eso no es real, ni es realmente importante, que hay cosas más importantes en la vida más que un nombre o fama o ese tipo de cosas.

E.P.D.D: ¿Usted tuvo la oportunidad de conocer al viejo CAN, el papá de los cachorros del Fuete, tuvo la oportunidad de conocer al viejo Néstor? *
MATADOR: Pues la primera caricatura que me publicaron fue en El Fuete y conozco casi la mayoría de los hijos del CAN todos de apellido Cardona, están tratando de revivir El Fuete y ahí van, y me parece que El Fuete cumplió un aporte al humor y al periodismo no serio en los tabloides colombianos, creería yo.

E.P.D.D: ¿Conoció al CAN, a Néstor el decano?

MATADOR: Si lo veía, yo estaba muy adolescente y sabía quién era él pero nunca lo traté, si lo veía de lejos y siempre lo reconocía ahí en la quince entre séptima y sexta. 

E.P.D.D: Bueno, como dicen los muchachos en la escuela, ¿usted le tiene bronca a Uribe y al Procurador?

MATADOR: No, la gente me pregunta eso, y yo creo que eso no es un tema personal. Nunca hago una caricatura con rabia ni con resentimiento con alguien, no hago ni la caricatura de ellos, son ellos mismos los que dan pie y los que se hacen la caricatura de ellos mismos, pues yo no me inventé a Uribe, ni me invento al procurador, es lo que ellos representan el poder como tal; y el poder mal manejado, entonces es lo que uno critica, obviamente si usted ve al Procurador y Uribe pues Uribe lleva más de veinte años mojando prensa en diferentes medios y el procurador es un tipo retrógrado de derecha, de una derecha camandulera, pero yo con él no tengo nada personal, es más, siento como cierta ternura y les tengo como cierto pesar porque realmente no es envidiable llegar a esos puestos a ejercer el poder como lo hacen.

E.P.D.D: Matador, ¿Usted cree que se hace o se puede hacer política desde la caricatura?

MATADOR: Claro, todas las posiciones que uno tiene dentro de la caricatura son posiciones políticas, sea a favor o en contra, lo que no debe tener uno en la caricatura es militancia, que usted tenga suficiente criterio y suficiente libertad de caricaturizar la izquierda, la derecha, los del centro, a los militares, al poder económico, eso es lo que yo creo que le da cierta relevancia al caricaturista. 
Matador, el caricaturista  de moda hoy  en Colombia

E.P.D.D: ¿Ya le está cogiendo más el ritmo a Vargas Lleras para dibujarlo o todavía se le pega?

MATADOR: Ummmm…él está ahí como en stand by, el tema con Germán Vargas creería yo que lo más tenaz es la salud de él, porque el problema que tiene es tenaz, no se sabe cuántos años pueda durar porque un tumor en el cerebro es una vaina jodida, entonces de pronto uno por ese tema no se... y por eso se calvió, pero si la salud se lo permite es el próximo presidente de Colombia.

E.P.D.D: ¿Y es fácil, como dice usted armar el mamarracho del presidente Santos o es complicado?

MATADOR: Noooo, es muy fácil, porque realmente Santos a pesar de ser de derecha tiene unas salidas muy graciosas y muy chistosas, entonces uno también va armando el personaje a medida que el personaje va creciendo, ya tiene seis años en el poder, en esos seis años ha metido muchas veces la pata, entonces es más fácil hacer la caricatura de él porque se presta mucho. 

E.P.D.D: ¿A qué se debe, desde su punto de vista que en Colombia surjan tan pocos caricaturistas y que haya un grupo tan reducido de caricaturistas con éxito? 

MATADOR: Yo creo que porque los caricaturistas somos una especie de ave muy rara, porque tiene que conjugar varios talentos en una sola persona, tiene que tener sentido del humor, tiene que tener una buena línea como tal, tiene que contar con suerte y con mucha dedicación y trabajo para llegar a los medios grandes que están en la capital, entonces una vaina que yo le critico mucho a las nuevas generaciones es que son generaciones que la tecnología los está llevando a un estado de pobreza intelectual porque no leen y me cabrea mucho el hecho de que hoy en día todo es entretenimiento, la política es entretenimiento, todo, todo, entonces puede que haya talento, y para usted tener una buena estructura conceptual en cuanto a la caricatura tiene que estar muy bien informado y como se informa Usted… leyendo, no quiere decir que sea un ducho o un sabelotodo en todos los temas pero sí a los jóvenes de hoy en día no les gusta leer, hay unas tasas de lectura muy pobres, la educación en Colombia está hecha para generar doctores, pero no para generar pensamiento crítico que es lo que necesita una sociedad como tal. 

E.P.D.D: ¿Cuál ha sido el personaje más difícil de los que ha trabajado?

MATADOR: Vargas Lleras es el que más duro me da, no sé porque pero bueno, es mientras uno le coge el tiro. Además Vargas Lleras está, pero no es tan mediático como los demás, está ahí, tiene un poder político con cambia Radical y toda esa vaina pero él no moja tanta prensa como Santos, el procurador, ahorita de pronto el nuevo fiscal.

E.P.D.D: ¿Y el más fácil o los más fáciles?

MATADOR: Uribe y Santos, yo creo que como se dibujan todos los días, en cuanto a la caricatura política yo creo que en la medida que uno los va dibujando más, entonces salen más fácil. 

E.P.D.D: ¿Por qué los empresarios salen tan poco en caricatura?

MATADOR: Porque el poder económico es una vaina, realmente yo creo que el verdadero poder en el mundo es el poder económico y es el que coloca los presidentes; un poder económico puede comprar el Senado en un país pequeño como estos para su beneficio, entonces es muy difícil porque es un poder que maneja los títeres y los títeres son los políticos pero el poder político está arriba, entonces es muy complicado dibujarlo porque no se presta. 

E.P.D.D: Matador, ¿Usted ha tenido problemas originados por su profesión, lo han demandado o ha tenido algún lío por su trabajo?

MATADOR: Jamás, jamás porque como nosotros decimos todo con humor la gente no se lo toma en serio, siempre coloco el ejemplo de Daniel Coronell. Daniel Coronell de diez pesos que se gana, ocho los gasta en pagar abogados para cubrir demandas y todo ese tipo de litigios, porque como él todo lo dice en serio la gente es más viral con él, en cambio en caricatura se puede decir una realidad pero como tiene humor la gente lo digiere más fácil y no pasa nada, pero nunca ni una llamada ni una amenaza ni nada de eso.

E.P.D.D: ¿A qué se debe que la política sea tan expuesta a la caricatura?

MATADOR: Colombia es un país que históricamente el tema político está a flor de piel, se habla en la mesa, se habla en la cama, con los amigos, se habla en el billar, todo gira en torno al tema político y la politiquería, porque toda la realidad del país está cooptada por los políticos, por eso es que la corrupción es tan grande porque uno de los grandes sinónimos de los políticos es la corrupción, entonces aquí en Colombia la política se puede resumir en dos partes: la política son puestos y son contratos, entonces la mayoría de gente está atraída o siempre quieren que un político les ayude a conseguir un puesto y siempre juegan con ese tipo de poder que es el poder corruptor en todo el país, entonces por eso se habla tanto de los políticos

E.P.D.D: Hablando en serio Matador, ¿usted cree que los políticos algún día van a impulsar los cambios que verdaderamente necesita el país? 

MATADOR: No, no, porque el político colombiano en sí, es un ladrón en toda la extensión de la palabra, es un ladrón, es un corrupto, pero eso es muy de la idiosincrasia colombiana de llegar a los estamentos de poder para ampliar el poder de sus amigos, tanto económico como para beneficiar solo a su grupo de interés, entonces Colombia les importa un pito, les importa un bledo, no creo porque los cambios tienen que empezar por cada uno, no es querer cambiar el mundo de un solo mordisco, con pequeñas acciones creo yo, es ser un buen ciudadano, una buena persona, ser honesto y generar desde la familia ese tipo de valores
Sin lugar a  dudas  las  caricaturas  de Matador, despiertan todo tipo de pasiones en un país cada vez  más  polarizado como el nuestro.

E.P.D.D: Usted como caricaturista le ha sacado el jugo al proceso de paz y al tema de la salud en Colombia, ¿cree que hay tema para largo allí?

MATADOR: Es que los problemas de Colombia son endémicos, eso lo decía Antonio Caballero, Usted puede coger una caricatura de hace cuarenta años traerla a colación ahora y no ha pasado absolutamente nada, lo que cambian son los personajes, entonces ya no es el director de un centro médico de hace cuarenta años, sino que es otro político, pero siempre saqueando el erario público, entonces la guerrilla, los paramilitares, la pobreza esos temas vuelven. Colombia es un Estado pobre con chasis de rico y tenemos esa mentalidad de limosnero, al colombiano le gusta que le den, bueno yo creo que a todo el mundo pero al colombiano le gusta que el Estado le regale, entonces Álvaro Uribe hizo campaña con familias en Acción y ese tipo de temas, viene la parábola de la biblia que aquí le regalan el pescado y no le enseñan a pescar a la gente que es lo que realmente necesita un país que quiera salir adelante 

E.P.D.D: ¿Usted se considera excéntrico?

MATADOR: excéntricooo…ummm…no, yo he tratado como de huirle a ese tipo de cosas, yo creo que lo que debe hablar por uno es el trabajo no la persona como tal, pero hoy en día la gente sigue más al escritor como tal que a sus libros, lo convierten en una figura pública, yo no me considero una figura pública pero el hecho de estar muchas veces en el ojo de la gente o que la gente lo pueda reconocer a uno, eso a veces es bonito pero a veces quita mucho tiempo, entonces yo trato de ser una persona normal porque no me parece que uno debe creerse más o menos que nadie.


E.P.D.D: A veces los periodistas nos olvidamos que detrás de cada personaje hay un ser humano, ¿cómo resume un día con su familia, con sus hijos?

MATADOR: Hermano, que le digo yo… no, yo tenía mi estudio antes de nacer Mateo en una oficina en el Diario el Otún con una vista hermosa, y luego de nacer Mateo me vine a trabajar aquí desde mi casa y eso es una vida normal, trato de ser cada vez más asentada, asentada en el sentido de que lo que yo necesito es un espacio para crear, porque yo no tomo la caricatura como un trabajo sino como un juego, me divierte hacer lo que hago y ganarme la vida haciendo caricatura, muy pocas personas nos podemos dar ese lujo; otra vaina es que vivir en Pereira, es vivir en un paraíso porque a dos o tres minutos de mi casa ya hay verde y carretera destapada para salir a montar en bicicleta; mi hija vive en el conjunto de enseguida, tengo mis hijos cerca, mi mamá y mi familia están cerquita, entonces yo creo que uno no le puede pedir más a la vida viviendo una vida normal como tal. 

E.P.D.D: ¿Disfruta bajando ídolos del pedestal?

MATADOR: Yo creo que eso es lo que más le gusta al ser humano, crear ídolos y después destruirlos…no, yo creo que más que destruir ídolos es mostrar la magnitud de lo que realmente es, porque nosotros pensamos que los que tienen el poder son unos grandes villanos o unos grandes pensadores maquiavélicos y en el fondo son unos tontos, atribuimos muchas conspiraciones a ese tipo de gente sin moral, les prestamos mucha atención, en vez de valorarnos nosotros como individuos. 

E.P.D.D: Matador ¿es difícil manejar la fama manteniendo un bajo perfil como lo maneja Usted? 

MATADOR: Yo creo que se lo aprendí a Roberto Fontanarrosa, él vivió en Rosario y nunca se fue a la capital en épocas donde no había Internet… no, yo creo que es estar uno muy centrado en lo que uno es, no creerse el personaje entonces no darle ese gran apego al ego que tiene la sociedad, no me interesa ir a cocteles ni a conocer gentes famosas, no me interesa. 

E.P.D.D: ¿Que pasa por su mente cuando en algunos círculos se dice que Matador es el caricaturista de moda, que es el más visto, el más leído?

MATADOR: Hermano yo me hago el guevón, cuando hay un comentario ofensivo usted se defiende, ante un insulto usted tiene un mecanismo de defensa, pero ante una adulación usted no lo tiene, pero como humorista no se las cree y se las toma con humor, si valoro mucho los comentarios de la gente cuando se acerca y me dice o que me agradecen por una caricatura, parece que eso es bonito que la gente le diga que se cagó de la risa con un mamarracho que uno hizo, entonces eso quiere decir que algo uno está haciendo bien, pero no me aferro al personaje como tal, lo que tengo que hacer es trabajar todos los días como lo hago.

E.P.D.D: ¿Cree que Colombia va a lograr consolidar la paz?

MATADOR: Yo creo que sí, creo que va a venir la paz y va a venir una reforma tributaria la hijueputa y nos van a acabar de abrochar, pero bueno ese es el tiempo que nos tocó vivir, pero yo creo y saqué una caricatura resumiendo lo que ha sido Colombia, incluso mucho antes de la Independencia, el colombiano como tal y eso lo hablaba alguna vez con el gran cronista Alberto Salcedo y es que el colombiano siempre esperaba que en una discusión hubiera un muerto, en una fiesta hubiera un muerto; si nos dejamos de matar por pendejadas, por una camiseta, por un celular, por un partido político o por un caudillo, creo que Colombia empieza a cambiar, empieza a ver al vecino con una palabra, como en qué le puedo servir, en qué le puedo ayudar, vernos como colombianos y no como un extraño, es difícil pero ojalá se dé.

E.P.D.D: ¿Sueña con ver crecer a sus hijos, Sara y a Mateo en un ambiente distinto del que le tocó a Usted?
Una vez terminada  esta entrevista, Matador obsequió esta caricatura autografiada,
 al periodista, Wilmar Jaramillo Velásquez

MATADOR: claro, claroooo, es innegable que el valor de la paz es un valor inconmensurable porque el valor de la guerra está tasado en intereses económicos, realmente alguien me decía en estos días que por ejemplo una bala en el mercado negro vale ochocientos pesos y si usted ve Indumil es una fábrica próspera y qué es Indumil? fabricación de armas, ¿quiénes son los dueños de Indumil y quiénes tienen contratos con Indumil?, ese tema casi nadie lo toca pero a mí me parece que una bala que se pueda conseguir fácil porque las guerrillas, los paracos, las bacrim todas las balas son de Indumil se está enriqueciendo con eso. Entonces lo que hablábamos ahora, quitarle muertos a Colombia a futuro seria genial, ahora debemos preocuparnos por temas más importantes que dos o tres políticos, como un tema fundamental que es el medio ambiente, las energías limpias, todo en búsqueda de un país más próspero y más equitativo para la gente.

E.P.D.D: Finalmente Matador agradeciendo la atención que nos ha brindado, nuestro periódico circula en la región de Urabá, donde Usted tiene una hinchada increíble, me gustaría que le enviará un mensaje a los habitantes de una zona duramente golpeada por la violencia y que hoy mira con esperanza y anhelos de paz.

MATADOR: Bueno, me acabo de enterar por medio de lo que Usted me dice, el cambio tan radical que ha tenido Urabá que es una zona muy rica y que es una zona muy golpeada por la violencia, como vos decías, entonces en buena hora me alegro de que las cosas estén cambiando para bien, porque ya es hora de dar vuelta a la página, decirles que sigan por ese camino del desarrollo, pero en paz.

*Néstor Cardona Arcila,(CAN) fue el fundador del periódico El Fuete, uno de los decanos del periodismo satírico y de humor en la zona cafetera, por medio siglo, sus hijos han intentado en varios periodos revivir la publicación, la cual ha visto la luz del día por cortas temporadas y vuelve a extinguirse. En la actualidad hay un proyecto para ponerlo nuevamente en circulación.